Páginas

miércoles, 1 de noviembre de 2017

CINCO COSAS (O MÁS) QUE NO SABÍAS SOBRE EL VEGANISMO


Fuente: El Salto 

Existe una sensación de que cada vez hay más veganos en España y en el mundo, pero los hechos son crudos: día a día se incrementa el consumo de cuerpos de otros animales.

El día 1 de noviembre se celebra el Día Mundial del Veganismo. La fecha conmemora el aniversario de la Vegan Society y el nacimiento del término 'veganismo', acuñado por dos de sus miembros fundadores, Dorothy y Donald Watson. 

 ¿Qué es el veganismo?

La Vegan Society definió el veganismo en 1979 como "una forma de vivir que busca excluir –tanto como sea posible– toda forma de explotación y de crueldad hacia los animales, ya sea por alimento, vestimenta o cualquier otro propósito, y por extensión, promueve el desarrollo y utilización de alternativas a los productos animales para el beneficio de los humanos, los animales y el medioambiente".

Es una idea sencilla: intentar vivir nuestra vida haciendo el menor daño posible al resto de seres con los que convivimos. En la práctica, supone no utilizar ningún producto que provenga de la explotación de animales (humanos y no humanos): no consumir partes de otros cuerpos, ni sus huevos, ni su leche o sus derivados, ni utilizar artículos fabricados con piel u otras partes, ni acudir a espectáculos celebrados a costa de otros animales, etc.

El concepto no es una novedad hípster. Ya el filósofo y matemático griego Pitágoras, además de preocuparse por los triángulos rectángulos, apostaba por la convivencia pacífica entre individuos de todas las especies.

El veganismo es la consecuencia práctica del antiespecismo. El antiespecismo es un concepto político de liberación humana y animal. Una posición política de rechazo a toda opresión, que se contrapone frontalmente al especismo.

¿Qué es el especismo?
  
Especismo es discriminar a otros individuos por pertenecer a otra especie (que no sea la humana) del mismo modo que el racismo se basa en la etnia (discrimina a las personas que no son blancas), la homofobia en la orientación sexual (discrimina a quienes se salen de la norma heterosexual) o el sexismo se basa en la expresión de género (discrimina a las personas no identificadas como hombres).

El especismo es una opresión que tienen en común todas las sociedades y regímenes políticos: hoy en día, en cualquier cultura, los humanos someten a los otros animales a una violencia ilimitada. Confinados, diseccionados, ejecutados... Se les utiliza para todo tipo de fines, a pesar de que la existencia de alternativas éticas, más económicas, más sostenibles y más ecológicas demuestra que esto no es necesario.

Existe una sensación de que cada vez hay más veganos en España y en el mundo, pero los hechos son crudos: cada vez se incrementa más el consumo de cuerpos de otros animales.

Un estudio publicado a principios de 2017 afirmaba que "el 7,8 de la población mayor de 18 años residente en España es veggie". El mercado capitalista no ha tardado en apuntarse a esta tendencia: el número de restaurantes vegetarianos se ha duplicado en cinco años a nivel estatal, pasando de 353 en 2011 a 703 en 2016, y cada vez se comercializan más opciones 100% vegetales, a menudo publicitadas como 'veganas', incluso en los comercios más insospechados.

Si bien es palpable que 'veganismo' es un término cada vez más conocido entre la población, la realidad es que crece día a día la cantidad de animales que se ejecutan para disponer de sus cuerpos. En consecuencia directa, cada vez son más los territorios (frecuentemente de esos países a los que aquí llamamos 'subdesarrollados') explotados con monocultivos para alimentar a estos animales, y cada vez son más las tierras contaminadas y deforestadas como resultado de esta explotación.

España es, sin ir más lejos, el país de la Unión Europea que más cerdos reproduce para ejecutarlos, por delante incluso de Alemania, con unas cifras de explotación que crecen cada año. En 2015 el censo de los cerdos del Estado aumentó en 1,8 millones de individuos, lo que supone un incremento del 6,85 respecto al año anterior (con la llamada aristocarnia de Catalunya a la cabeza).

El crecimiento de la industria parece que no anima a unas empresas –investigadas por explotación y racismo, sancionadas por delitos medioambientales, e incluso imputadas por tráfico de seres humanos y blanqueo– a mejorar las condiciones inhumanas a las que están sometidos los trabajadores, en su mayoría migrantes y altamente precarizados, y explotados también, que el año pasado protagonizaron huelgas.

Mientras tanto, en Soria se trazan planes para asentar la mayor granja láctea de Europa, planteada para hacinar y explotar a más de 20.000 vacas, sin importar los perjuicios que sin duda conllevará en términos de explotación animal, humana y ecológica.El movimiento antiespecista o de liberación animal lucha contra una de las industrias más poderosas del mundo. Los lobbies de la explotación animal son tremendamente influyentes a nivel europeo y mundial. Subvenciones y legislación juegan a su favor.

Para captar la magnitud del poder de esta industria, cabe echar un rápido vistazo a los casos de represión policial y judicial a personas simplemente por difundir información de lo que ocurre. ¿Otro indicio? Tras la alerta de la OMS sobre los peligros para la salud de la 'carne' roja y la procesada, no solo se ha incrementado el consumo y la producción, sino que también Europa sigue manteniendo el liderazgo mundial en subvenciones al sector ganadero mediante la Política Agraria Común (PAC).

Las ayudas públicas a los explotadores de animales (humanos y no humanos) se traducen en campañas de propaganda del sector en China o en India, o en iniciativas más cercanas como el road show 'Pork Lovers', un autobús que durante 58 días ha visitado 22 ciudades españolas y cinco del Reino Unido publicitando "los productos del cerdo" -clasificados oficialmente como carne roja, aunque en esta propaganda insisten en añadir incansablemente el término "de capa blanca", presuntamente en un intento de distanciarse del mensaje de la OMS-.

Este evento está financiado, según uno de sus organizadores, Alberto Herranz –director general de INTERPORC– "gracias a la ayuda de la Unión Europea y su programa ‘Enjoyit´sfromEurope’15". Es decir, se trata de una propaganda que pagamos tú y yo.

Frente a posibles simplificaciones, es necesario resaltar el papel del veganismo o antiespecismo como lucha emancipatoria política. En el estudio ya mencionado, un 78% de los encuestados indicaba que se acercaba al veganismo/vegetarianismo/flexitarianismo por motivos éticos y animalistas o por sostenibilidad, frente a un 22% que lo hacía por salud y otros argumentos.

Se trata de una cuestión ética más profunda de lo que se pueda pensar en un principio: el antiespecismo hoy, además de poner el foco en la necesidad imperiosa de dejar de explotar a los otros animales, también concede importancia a ayudar a los animales que viven libres en la naturaleza. Del mismo modo, también hay una corriente importante de activistas antiespecistas de todo el mundo que trabajan para que la relación entre las reivindicaciones del veganismo, el transfeminismo y el antirracismo estén tan relacionadas como lo están dichas opresiones en el fondo.

Por todas estas motivaciones, y con relación al 1 de noviembre como Día Mundial del Veganismo, se ha convocado una manifestación contra el especismo, el 4 de noviembre en Madrid, en la que se pedirá respeto y libertad para todos los animales. Según quienes convocan: "No existen animales para el consumo, es su consumo el que ha convertido su existencia en productos".

viernes, 27 de octubre de 2017

MADRIZ REVOLUTION... STAND BY?


Alfonso "Alfon" Fernández Ortega
Fuente: La haine

Hoy no hay un sólo revolucionario consecuente en el mundo que no sonría lleno de esperanza cuando mira al pueblo catalán.
 
Soberanía, Felipe VI, derecho de autodeterminación, fractura social, Régimen del 78, guerra económica, huelga general, diálogo, partidos constitucionalistas, plurinacionalidad, desobediencia, movilización permanente, presos políticos… Catalunya.

El tablero político en el que se disputan intereses y antagonismos de clase vive una agudización del omnipresente conflicto interclasista que mueve y desarrolla las sociedades y su historia. La terminología empleada da cuenta de esa agudización de las contracciones entre las partes enfrentadas.

Parece ser que, en Madrid, el choque nos ha cogido con el pie cambiado y quienes hasta ahora se definían como revolucionarios, ciegos ante lo que el lenguaje nos revela, faltos de una práctica revolucionaria coherente, han adoptado una postura reaccionaria frente al movimiento rupturista de Cataluña. Al menos así ha sido en más casos de los que nos gustaría reconocer. Esperamos que terminen por aclarar si esta reacción se debe a un internacionalismo equidistante, lo cual sería injusto y erróneo pues no se pueden asumir todos los conflictos nacionales con un único y mecanicista análisis en el que no se tienen en cuenta el desarrollo histórico o el contexto social de tal o cual nación así como otras condiciones subjetivas específicas, o si sencillamente nos hallamos ante los hijos bastardos de aquel matrimonio de conveniencia entre la Dirección de Partido y la bandera bicolor. Querrán convencernos de que lo que sucede en Cataluña es un conflicto nacional en el que la cuestión social se encuentra supeditada a la cuestión nacional para, más tarde, recordarnos aquello de que todo movimiento nacional, toda lucha nacional, tiene a las élites de cada nación, a su burguesía, como actor principal en la confrontación. Élites que, enfrentadas por el control del mercado, apelan al orgullo patrio para que “los de abajo” salgan en defensa de los pretendidos “intereses comunes” de la nación.

Sin duda les tendremos que reconocer que vienen de casa con los manuales de la cuestión nacional bien aprendidos.

Pero, para empezar, vuelven a tropezar con la piedra del dualismo entre factores que se empeña en supeditar una cuestión a otra sin tener en cuenta que tanto lo social como lo nacional forman parte de un todo en las relaciones sociales que se desarrolla en medio de la actividad praxeológica y de la interrelación constante. Lo único que consiguen con esa dualidad, es marcarse su propio corte para decidir cuándo pasar o cuándo no pasar a la acción dependiendo de la consideración idealista de si tal o cual movimiento popular es más o menos social, más o menos nacional.

Dudoso el revolucionario aquel que desde un punto de partida idealista decide no participar en el movimiento popular para imprimirle un carácter revolucionario, y se arriesga a entregarle a la burguesía el liderazgo de ese movimiento sin ni siquiera tener en cuenta la iniciativa y la energía revolucionaria que en él vuelcan el pueblo sencillo. Dudoso el revolucionario que ante la acción de las masas se sienta a esperar que las contradicciones objetivas materiales todo lo determinen… Además, querer aplicar ese análisis general y “ortodoxo” de los conflictos nacionales a la cuestión catalana es simplificar ésta hasta el absurdo y demostrarse como un completo desconocedor de la realidad catalana.

Resulta cuanto menos paradójico que mientras que gran parte de las elites catalanas con su burguesía financiera –la más poderosa– a la cabeza han comprendido que la reivindicación independentista encierra un discurso mucho más amplio, que tiene que ver con la lectura política que una mayoría social catalana ha hecho de la crisis que estalló hace una década, un importante espectro de la izquierda española carga contra el independentismo catalán ¡acusándole de ir a la zaga de su burguesía!

Cabría recordarles a quienes desde Madrid expresan acaloradamente su adhesión o no adhesión al independentismo, que el derecho de autodeterminación se ideó como fórmula política para debilitar y soslayar el enfrentamiento entre naciones de forma democrática y, de hecho, se llegó a la conclusión de que para evitar el estancamiento del conflicto habría de ser el pueblo de la nación que quiera autodeterminarse el único con capacidad para decidir y expresarse a través del voto. Una capacidad que está al margen del consentimiento o las preferencias de quienes no forman parte de ese pueblo soberano, esto es, de quienes no conocen o no son parte de su realidad, de su comunidad material y espiritual, y ni qué decir tiene que esa capacidad de decisión está muy por encima de poderes e instituciones constituidas por y para minorías privilegiadas.

¿Y por qué recordarlo? Primero, porque la verdad sólo se revela tras la práctica, y el día uno de octubre las urnas catalanas se impusieron a las mentiras y al miedo que querían y quieren deslegitimarlas. Y segundo, porque en el contexto actual la acción no puede esperar a la teoría, la acción no puede postergarse ante el freno de la especulación. Fuera de Cataluña no podemos continuar hundiéndonos en el fango del debate territorial y dejar pasar esta oportunidad histórica para romper definitivamente la correa franquista que perpetúa la corrupción y los abusos que operan impunes en el Reino de España. No podemos ignorar a las masas populares de Cataluña que vuelven a situar al sujeto colectivo como actor principal en la escena política y se enfrenta al status quo para conquistar más derechos, más libertades, más democracia, lo que se traduce en más protagonismo y más capacidad de acción y desarrollo espiritual de las clases no privilegiadas, especialmente del conjunto de la clase obrera. Insisto, ¡es escandaloso que la gran burguesía catalana que ya despliega todo su poder en instituciones y medios de comunicación para frenar el mandato democrático surgido del uno de octubre sea más certera que la izquierda española y sus pseudorevolucionarios a la hora de señalar el camino que ha emprendido el pueblo catalán!

La Republica Catalana no nos va a despertar un buen día con el fin de la explotación del hombre por el hombre, ni con la socialización de los medios de producción, no barrerá de un día para otro los vicios, las injusticias y los crímenes que engendra el capitalismo, pero su llegada nos sirve de estímulo para pasar a la acción a millones de trabajadores y trabajadoras de Occidente que vimos sucumbir a nuestra clase hace décadas ante los dictados del libre mercado.

La nova república, que brota regada por el sudor y la sangre de su pueblo, que demuestra a los anestesiados pueblos del hemisferio norte que las masas cuando permanecen firmes y unidas pueden decidir su destino e imponer su voluntad a sus gobernantes, que se cuela como una piedra en el zapato de las clases dominantes, ha conquistado su derecho a erigirse como sujeto político independiente y, pase lo que pase, ya nadie nunca podrá negárselo.

Hoy no hay un sólo revolucionario consecuente en el mundo que no sonría lleno de esperanza cuando mira al pueblo catalán. Su ejemplo vuelve a poner encima de la mesa dinámicas de lucha que interesadamente nos hicieron creer olvidadas y obsoletas. La independencia en manos de los y las trabajadoras catalanas constituye un vehículo que pone rumbo a un destino que va mucho más allá de la creación de un nuevo estado.

Para los “demócratas de toda la vida”, para los del cambio y la ilusión postergada, para los revolucionarios de manual y para los vendepatrias del pactismo a comisión: llegado el momento tened bien presente que “Roma no paga traidores”.

viernes, 6 de octubre de 2017

MANIFESTACIÓN ANTITAURINA EN ZARAGOZA



Como cada año en el mes de octubre, empiezan las fiestas del Pilar de Zaragoza y un año más, Amnistia Animal, os pide a todos lxs amantes de lxs animales que salgamos a la calle para pedir el fin de las corridas de toros en nuestra ciudad.

En este año de cambios, donde el movimiento animalista está más activo que nunca, no podemos dejar pasar la oportunidad de invadir las calles y gritar ¡ZARAGOZA ANTITAURINA¡ y ¡TAUROMAQUIA ABOLICIÓN¡

¡No os quedéis en casa¡ Y si podéis, acudid a la mani y poned la Voz de los que NO la tienen. No podéis faltar, el domingo, 8 de octubre de 2017, a las 17h, nos vemos en la Plaza del Portillo.

¡TODXS JUNTXS HASTA LA ABOLICIÓN¡

martes, 3 de octubre de 2017

UESCA Y ZARAGOZA SE MOVILIZAN EN CONTRA DE LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EL 1-O


Fuente: Arainfo

Las ciudades aragonesas han convocado concentraciones para denunciar la violencia de Estado ejercida durante el referéndum catalán y para pedir que el único símbolo de una sociedad debe ser la justicia, la igualdad, los derechos efectivos y la dignidad de todas las personas sean de donde sean 


Ante la represión policial y la violación de derechos humanos durante el domingo 1 de octubre en Catalunya se han convocado para la tarde del martes 3 de octubre dos movilizaciones en Uesca y en Zaragoza. La primera sera en la ciudad zaragozana a partir de las 19.30 horas en la Plaza España y la segunda en la ciudad altoaragonesa a partir de las 20.30 horas en la Plaza Navarra.

El comunicado de la concentración en Zaragoza asegura que el pasado domingo el Estado mostró su auténtica cara donde personas de todas las edades fueron objeto de agresiones de todo tipo y el Servicio catalán de Emergencias Médicas cifra en 850 el número de heridos: “Denunciamos esta violencia legalizada y exigimos el respeto a los derechos humanos de todas las personas que viven en Catalunya, como paso imprescindible para abordar soluciones políticas que respeten la realidad de la sociedad catalana”.

Asimismo, Derechos Civiles asegura que esta movilización surge “ante los graves atentados hacia los derechos humanos que se están viviendo en Cataluña, la represión que ha desatado el Estado Español contra la desobediencia civil masiva por el derecho a decidir y el derecho a la autodeterminación”.

Este comunicado recuerda que “Observadores de Derechos Humanos denuncian casos de abuso sexual. Marta Torrecillas denuncia que, a la vez que le sometían a tocamientos entre risas, dos agentes le rompieron uno a uno los dedos de una mano. Eso se llama tortura” y añade “de los dos heridos Graves que permanecen hospitalizados, uno es un anciano víctima de infarto y el otro recibió un balazo de goma en el ojo derecho. Las balas de goma fueron prohibidas en Catalunya gracias a una larga lucha social, pero el pasado 1 de octubre fueron empleadas junto al gas pimienta – como el arrojado contra las vecinas de Aiguaviva, que comían en la plaza del pueblo -, o las mazas y las hachas que derribaron puertas y rompieron cristales”.

Por todo ello, piden a la ciudadanía que no se deje llevar por las manipulaciones que colocan en una bandera la solución a los problemas del Estado español y reclaman que: “Lo que hace importante y digno a un símbolo es la aspiración de una sociedad más justa, igualitaria, con derechos efectivos, donde todas las personas, sean catalanas, aragonesas, paquistanís, senegalesas, ecuatorianas, chinas o de cualquier parte, puedan vivir con dignidad”.


miércoles, 20 de septiembre de 2017

POR LA LIBERTAD


Por la libertad, hoy, todxs somos Cataluña y debemos manifestar con rotunda contundencia en todos los rincones del estado español nuestro apoyo y el mas absoluto rechazo a la represión que al estilo fascista al que nos tienen acostumbradxs el gobierno del PP y los partidos del régimen del 78 se está produciendo en Cataluña con detenciones, registros y cargas policiales.


En este momento en el que el estado con su absoluta incompetencia y servilismo a los intereses reaccionarios capitalistas se encuentra bajo mínimos, tenemos una oportunidad histórica de saldar las cuentas tantas veces aparcadas de una falsa transición que a golpe de constitución y de un derecho penal hecho a imagen y semejanza de los poderosos, a cuya propiedad privada sirve y defiende, se nos ha impuesto con absoluta impunidad.

Hoy se levantan de las cunetas nuestrxs muertxs, hoy se pone nombre a lxs humildes, a lxs trabajadorxs empobrecidxs, a las mujeres asesinadas, a lxs presos que siguen muriendo solxs y enfermxs en las cárceles, a las personas que se suicidan por los desahucios, a lxs que sufrieron el golpe de estado del 36 y su posterior represión y a lxs que han callado por evitar un mal mayor que ya lo era sobradamente.

Como seres sintientes tenemos derecho a la libertad, a la seguridad, a la igualdad, a la equidad y a la justicia que esta constitución como norma jurídica máxima ni tan siquiera se encarga de garantizar por escrito y al diálogo para constituir un nuevo marco territorial que desafíe al centralismo canalla de un estado que desde hace más de quinientos años sigue funcionando a golpe de látigo e imposición.

Hoy, a pesar de las reticencias que nos pueden suponer ciertos partidos catalanes que han servido de sustento ideológico y político al régimen del 78 y del hecho de la constitución de un estado que puede suponer un continuísmo del mismo sistema económico, cultural y social debemos ver a Cataluña como un pueblo hermanx, como vemos al pueblo palestino o al pueblo kurdo. Porque hoy ser Cataluña, estar al lado de Cataluña, es, nuevamente, estar al lado de la libertad.


domingo, 17 de septiembre de 2017

PRINCESS NOKIA - "KITANA"


"No tengo pelos en la lengua, no tengo razones para correr. Sí, mis palabras son las razones por las que nunca usaré armas. Solo quiero divertirme y vivir sin miedo."
Princess Nokia

domingo, 10 de septiembre de 2017

"LOS 10 DE ZARAGOZA" EXPONDRÁN SU CASO EN LAS CORTES DE ARAGÓN


Fuente: absolucion10dezaragoza.com

El grupo de apoyo por la absolución de “los 10 de Zaragoza” expondrá la situación de los jóvenes encausados por protestar contra el concierto xenófobo y racista que tuvo lugar en febrero de 2015 en Zaragoza.

Gobierno de Cataluña en la cárcel en 1934
Los próximos 17, 18, 19 y 20 de octubre se celebrará el juicio por el cual 8 de ellos se enfrentan a 64 años de prisión (ocho cada uno) acusados de atentado y desórdenes públicos. 

En su comparecencia, este martes a las 10 de la mañana en el Palacio de la Aljafería, pedirán el apoyo de los diferentes grupos parlamentarios y diputados que componen la cámara legislativa aragonesa, así como un compromiso activo contra las manifestaciones racistas y xenófobas en Aragón.

En su intervención, además de exponer el caso, recalcarán que hay varias recomendaciones de actuación en directivas y resoluciones a nivel europeo que no se tuvieron en cuenta. “La Comisión Europea dice textualmente que una forma de erradicar el fenómeno racista y xenófobo es enfrentarse al mismo y condenarlo, de forma directa, mediante expresiones contrarias que muestren meridianamente su naturaleza inaceptable y destructiva”. Según el grupo de apoyo, esto hicieron los jóvenes encausados contra el concierto nazi, y por ello se lamentan de que ahora se enfrenten a ocho de prisión. “Si se hubieran tenido en cuenta las recomendaciones europeas, si las instituciones hubieran aplicado sin temor estas directrices en vez de cruzarse de brazos, no estaríamos donde estamos y serían los organizadores del concierto racista y xenófobo los que tendrían que dar explicaciones en un tribunal”.

El primer juicio de “los 10 de Zaragoza” se celebró el pasado julio contra uno de ellos, quedando absuelto de la agresión por la que se le quería condenar a más de dos años de prisión.